LA PACIENCIA NO SIEMPRE ES UNA VIRTUD

LA PACIENCIA NO SIEMPRE ES UNA VIRTUD

9 Moons nace a partir de las elaboraciones experimentales de cócteles realizadas por un osado grupo de mixólogos de Nueva York que había logrado unos resultados sorprendentes al guardar la ginebra Martin Miller’s en minibarriles.

Al principio, uno de los cofundadores, el purista Andreas Versteegh, se mostraba escéptico porque estaba convencido de que la ginebra Martin Miller’s era perfecta, pero la intriga que se generó en sus papilas gustativas le sirvió de inspiración. Como estaba a punto de celebrar su cumpleaños, decidió regalarse un surtido de barriles de roble que llenó de ginebra y guardó en Islandia.

En su búsqueda por lograr un equilibrio perfecto entre el sabor y el acabado, Versteegh probó distintos tipos de barriles durante el proceso de creación de 9 Moons. La clave estaba en respetar la ginebra original y en evitar que un exceso de entusiasmo y de envejecimiento terminara por dar lugar a algo similar a un mal whisky.

De ahí que en el proceso de envejecimiento de la ginebra Martin Miller’s se buscasen pequeñas mejoras que añadiesen una mayor profundidad a la ginebra y reforzaran sus sabores. Los barriles se supervisaron con cuidado, se cataron y se examinaron con gran atención. Al cabo de 9 meses, uno de los  barriles de roble  obtuvo el equilibrio perfecto, ya que logró mantener el sabor de la ginebra, pero con ese toque mágico adicional que le conferían los nueve meses de descanso en el lecho de roble.

Normalmente, en el proceso de envejecimiento de un licor la regla de oro es que cuanto más tiempo, mejor. Sin embargo, en este caso, al despertarlo relativamente pronto de su letargo de nueve meses quedó claro que la paciencia no lo es todo y que a veces es más importante saber cuándo parar.

La ginebra 9 Moons está envejecida en barricas de roble. Estas se llenan con ginebra Martin Miller’s con una graduación elevada y se dejan envejecer durante 9 meses, o 9 lunas, en la bodega de Martin Miller’s Gin de Borgarnes, en Islandia. De lascada barrica se extraen unas 2000 botellas numeradas una a una que, posteriormente, se mezclan con agua de manantial de Islandia hasta obtener una graduación de embotellado del 40 %, lo que les confiere esa característica calidad suave de las bebidas de Martin Miller’s. Hay una producción total de 8.000 botellas.

Por suerte, el clima frío y seco de Islandia ha resultado ser la atmósfera ideal para envejecer la ginebra y presenta numerosas ventajas. Estas condiciones permiten ralentizar significativamente el proceso de envejecimiento y medir con precisión los avances de este complejo y fascinante licor.

Esperamos que, en el futuro, podamos brindar con los licores de los distintos tipos de barriles que en estos momentos descansan en nuestra bodega.

Volver Ginebra 9 Moons